Somos una organización sindical denominada Unión de Trabajadoras Afrocolombianas del Servicio Doméstico, más conocidas como -UTRASD- Se puede pronunciar utrás o utrasdé. La creamos en 2013.

Las historias tan impactantes que hemos vivido como trabajadoras domésticas nos han dado la fuerza para organizarnos y luchar para detener las prácticas de explotación y malos tratos que durante años han hecho a las mujeres, y en especial a las mujeres afro ya que nos ven como fuerza bruta y resistente; aunque esto no quiere decir que nuestra compañeras de otras etnias no hayan sufrido este maltrato.

A través de nuestras acciones de incidencia política, buscamos el goce efectivo de nuestros derechos como trabajadoras y como mujeres, en un plazo no muy lejano. Que las trabajadoras y los trabajadores domésticos nos concienticemos de la importancia de este trabajo, y empoderarnos de nuestros derechos y así exigir ante nuestras empleadoras y empleadores trato digno, horarios legales, pago de las prestaciones sociales, como mínimo el salario mínimo, el pago de la prima en junio y diciembre; y que no sintamos temor de ir ante las instituciones gubernamentales a hacer valer nuestros derechos.

Dentro de las clasificaciones de los sindicatos, nosotras somos de primer grado gremial, es decir, podemos afiliar a todas y todos los trabajadores del servicio doméstico. Nuestro funcionamiento se hace de conformidad con la Constitución Política de Colombia, el Código Sustantivo de Trabajo y demás convenios y normas internacionales del trabajo.
La organización sindical está conformada por trabajadores y trabajadoras domésticas que prestan sus servicios relacionados a todas las labores del hogar, cualquiera que sea su tipo de vinculación laboral. Estas labores incluyen, entre otras: preparación de alimentos, aseo, lavado, planchado, jardinería, conducción y cuidado de los miembros de familia o animales que vivan en la unidad familiar.

Somos un sindicato incluyente, aunque tenemos un enfoque Afro, estamos abiertas a recibir mujeres mestizas, indígenas, inmigrantes, etc.

Colombia tiene una deuda histórica con las trabajadoras domésticas afro y ya es hora que la empecemos a saldar por medio de la formalización del trabajo doméstico.
Claribed Palacios – Secretaria General UTRASD.