Hoy quiero hablarles a los hijos de las trabajadoras domésticas, para que se sensibilicen  y ayuden a sus mamás en las tareas que ellas necesiten,  por ejemplo, en lo relacionado con las TIC, especialmente el manejo del computador y las redes sociales, por que a ellas se les dificulta mucho.

La razón es que son de tiempos que las tecnologías no eran para todo el mundo, y en algunos casos, muchas ni siquiera pudieron ir a la escuela, por que para sus familias no era importante la educación para las mujeres y desde muy niñas tenían que ponerse a trabajar.

Nosotros tenemos muchas habilidades para los dispositivos electrónicos, por eso es importante que les ayudemos y les enseñemos cuando lo necesiten. En nuestras casas también podemos contribuir para que este todo limpio, pues las únicas que deben limpiar no son las mamás, es responsabilidad de todos.

El trabajo domestico es de los trabajos mas duros que puede realizar una persona: lavar, planchar, cocinar, barrer, sacar los perros, cuidar y otros cosas que se hacen en las casas, son tareas que cansan, por eso no le hagamos más difícil la vida a nuestras madres. Cuando lleguen abracémoslas, preguntemos como les fue, consintámosla, que ellas lo entregan todo por nosotros, devolvamos todo lo que hacen por nosotros con amor, gratitud y respeto.

Hagamos deporte, estudiemos para romper las cadenas de pobreza y discriminación y poder forjarnos un buen futuro. En la calle hay gente mala esperando un descuido de nosotros para meternos por el mal camino, por eso les digo: no al consumo de drogas, si al deporte.

Mujeres trabajadoras domesticas, bienvenidas al mundo de las TIC, con el apoyo de nosotros sus hijos, pronto serán unas pilosas en este maravilloso mundo.

Cristhian David Ibarguen Palacios

13 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *