El gremio de las empleadas remuneradas del hogar denunció las precarias condiciones laborales en las que muchas se han desempeñado durante meses, situación que se ha agudizado durante el aislamiento social obligatorio, debido a que muchas han perdido su trabajo y a otras, sus empleadores no les garantizan los derechos básicos.

“La situación ha ido empeorando porque se han dado despidos, la mayoría de compañeras del sindicato han perdido sus empleos y las que no lo han perdido están trabajando en unas condiciones inhumanas. Mujeres que han sido obligadas a internarse, cuando su ritmo de trabajo era por días o externo”, expuso Claribed Palacios, presidenta de la Unión de Trabajadoras Afro del Servicio Doméstico (Utrasd).

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.